Excesos de basura en Sudamérica

El medio ambiente es un tema muy importante para mí, de forma natural, me moviliza, actúo, me importa mucho y debe ser porque crecí en el campo, entre árboles y tierra, entre un bosque de eucaliptos y un tranque natural.

Yo no soy un viajero con medallas. Conozco países principalmente de Sudamérica y algo de Estados Unidos. Y puedo decir, que los países que he visitado en Sudamérica; entre Argentina, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Brasil y Colombia, se repite querido amigo, querida amiga, la basura.

Abordando este tema, lo divido en 2 partes. Lo primero es la basura como tal y lo otro es hacer algo por la basura.


Vamos por lo primero. Si hablamos de la basura, en general, lo básico es tirar mi basura donde corresponde. Todavía hay personas que lanzan su basura (personal) por la ventana de un auto, la dejan en la arena cuando van a la playa, o en un cerro, o la tiran a la calle. Eso es el caso más primitivo.

Si aplicamos empatía, a modo exprés, esta persona hace eso porque seguramente en su familia no se abordó este tema, no le enseñaron, no se educó, era normal, estaba permitido y en honor a toda su historia, esta persona actúa en absoluta coherencia con sus creencias, con sus principios, porque así fue y por eso lanza su basura donde sea. Así lo aprendió.

Ahora bien, las consecuencias de dejar la basura tirada, de hacerse el loco, de dejarla por ahí, tiene sus limites también. Es decir, comprendo que nadie le enseñó a esa persona a tirar su basura en un basurero, pero esa persona crece, se hace mayor de edad y va tomando consciencia, o debería por orden natural. Comprende que vive en sociedad, hay reglas y un marco legal que nos regula. Entonces mi pregunta para ese tipo de personas es ¿hasta cuándo usted tirará su basura a la calle? ¿Cuál es su fecha tope? ¿Ya se dio cuenta que usted no vive solo en este mundo y cuando lanza su basura, hay otras personas que convivimos con usted? ¿Cuándo se hará cargo de este tema?

Mi reflexión, es que cuando alguien crece y es adulto, le corresponde hacerse cargo de su vida, de su historia, de sus actos, decisiones, corresponde aceptar o cambiar, es el momento de corregir eso que “mal aprendí”, es el momento donde me doy cuenta que “eso que me enseñaron” hoy no aplica, entonces me hago cargo, lo desaprendo y luego aprendo lo nuevo. En este caso, aprendo a tirar la basura donde corresponde y así gestionamos el cambio.

Ahora bien, para gestionar ese cambio, hay que ser valiente, hay que observarse, estar atento y tener la voluntad de cambiar. Generalmente, la tendencia humana es a la evitación, hacerse el loco con los temas que sabemos que tenemos que corregir; “tengo pena, pero no importa y así me voy de fiesta”, “tengo rabia, pero no importa”, “me molesta algo, pero no importa”, “soy un tipo que tira la basura a la calle, pero no importa, mañana lo veo…” Y así pasan los días, evitando ESO que sabemos.


Este es el caso más primitivo. Ahora bien, siguiendo con el primer punto, sobre la basura en general, también está el buen humano que tira su basura donde corresponde. Saca su basura como buen ciudadano, comprendiendo que es SU basura y si la lanza a la calle o la deja tirada en un cerro o en la playa, entiende que ese lugar es compartido con niños, ancianos, familias, y entonces se hace cargo y la bota donde corresponde.

En mi caso, (y hablaré por mí), cuando estaba en mi casa en Quillota (Chile) y pasaba el camión recogiendo la basura, yo sacaba mis tarros, pero aun así (y esto no se lo he dicho a nadie) me dolía el estómago, lo juro, vez que sacaba toda mi basura quedaba intranquilo, porque sé que todo ese camión, va a parar a un cerro. Y luego, me doy cuenta que eso ocurre en todas las ciudades de mi país, y más encima, cuando viajo por Sudamérica, me doy cuenta que pasa en todas las ciudades de los países que he viajado y guau, quedo en shock, digo cresta madre, mierda, como es posible tanta ingratitud con la tierra que nos da de comer. Como es posible tanta ingratitud con la tierra, si ella nos permite hacer todo lo que hacemos y nosotros llenamos sus cerros con basura ¿es la mejor forma que se nos ocurrió?


En mi caso reciclo y logré reducir mi basura en 1/3, pero aun así me quedo con gusto a poco, porque sé que se puede hacer mucho más. La basura humana está afectando no sólo ciudades, también campos, montañas, bosques, océanos y por supuesto, la biodiversidad de cada lugar.

E insisto, lo peor de esto, es que, si ponemos la basura en su lugar, de igual forma va a parar a un cerro, lejos de la ciudad, donde nadie la ve, ¡pero igual va a parar a un cerro! ¿acaso es la mejor forma que se nos ocurrió?  


Por otra parte, y pasando al otro punto, es sobre hacer algo por la basura, la disminución, el reciclaje, esta es la mejor señal de la evolución humana. Me refiero, a quien comprende la cadena de consecuencias de la basura, a quien despertó, a quien tomó consciencia respecto al impacto negativo que tiene tirar la basura en la calle, e incluso a quien comprende que tirar la basura en un basurero ya no es suficiente.

En esta vereda están los que reducen su basura humana a través del reciclaje de latas, vidrio, botellas de plástico, cartón o comida, donde prefieren acumular desechos en sus casas para luego ir a depositarlos a un contendedor, superando esa nueva responsabilidad de guardar y luego llevar, porque sí es un nuevo deber a la lista de tareas diarias. Hay otros casos de personas que hacen humus, tienen sus propios sistemas de energía limpia, comida orgánica y así en un nivel más avanzado.

No sé de qué parte estás tú, no sé en qué vereda o en qué nivel estás, pero el mundo tiene muchos primitivos aún, para ser año 2019, hay mucha gente cómoda, hay mucha gente que no se hace cargo de este tema y sigue lanzando basura a la calle como si de un concurso se tratara.


Para finalizar, quiero agregar que en materias de alcaldes, diputados, senadores y gobierno en general, (sin perderse en el tema político) es que las autoridades sí tienen mucho que ver, porque algunas ciudades se han hecho cargo de este tema e implementaron sistemas sustentables de energía y reciclaje, campañas masivas y diversas acciones, sin embargo, aún faltan muchos por sumarse. Las autoridades deben gestionar puntos limpios de reciclaje, gestionar energía limpia para la ciudad, reforestar lugares con arboles nativos, hacer campañas de educación medioambiental y así avanzar en este tema. ¿Por qué no tener una planta incineradora de basura? ¿Y con eso producir energía? Normando por supuesto los gases que emanan y reutilizando los residuos que la misma planta va produciendo, ¿Por qué no podemos llegar a ideas más evolucionadas y sustentables en materia de países? ¿Acaso es más cómodo seguir con la eterna tradición del camión de basura que luego se va a un cerro?

Ideal sería que los países (y seres humanos también, de manera individual, familiar o colectiva, como sea) podamos avanzar en temas medioambientales paralelamente a los otros focos de trabajo, con fuerza, con amor, con voluntad, que surja del corazón, es la tierra que nos sustenta, que nos da de comer, que nos permite construir nuestras casas, nuestras escuelas, plazas, carreteras, empresas, los malls y los supermercados a los que vamos, es la tierra que nos permite disfrutar un día de playa, un día de campo, un día en familia… ¡la tierra nos permite hacer nuestra vida entera! y dime: ¿así es como le pagamos?

Gracias por estar aquí. Con cariño, Pablo Morales

3 comentarios en “Excesos de basura en Sudamérica

  1. Es cierto! Botar la basura en su lugar no es suficiente, la idea es reducir la basura ya que parece imposible dejar de hacerla. En mi caso, yo hago compost en mi casa, trato de comer lo más sano posible, entre otras cosas. Soy de Lima, y participo de un voluntariado llamado “Hinchas de la Conservación” y promovemos el cuidado de las Áreas Naturales Protegidas del Perú a través de actividades de educación ambiental. Te invito a visitar nuestra página de facebook! Saludos Pablo!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Oh que genial saber de ustedes! Ya los encontré en Facebook y me sumé a su página 😉 esa evolución que mencionas toma tiempo… voluntad, es trabajo y de corazón me alegro mucho por tu avance porque es constancia, seguir y seguir. Y me alegra conectar contigo, en otro país, o con personas! Lo encuentro fantástico. Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s