Cambio de planes ¡me vine a Cusco! otra vez

Cambio de planes:

Salí de mi casa el 17 de diciembre, el día de mi cumpleaños. Tomé vuelo directo a Lima y así empecé esta nueva aventura; sin fecha de retorno y sin cronograma de viaje.

Viajar solo y bajo esta filosofía, me permite tener la libertad de elegir dónde ir, dónde no ir, con quién compartir, dónde quedarme y cuanto tiempo quiero estar en ese lugar.


Primera vez que vivo así, siempre fui de trabajar full, en oficina, haciendo clases, proyectos, mi emprendimiento y así estuve por años, en un momento llegué a trabajar 16 horas diarias y así estaba, nunca paré, hasta ahora. Esto también responde a la pregunta de muchos de ¿Cómo lo haces para viajar? ¿de dónde sacas dinero? Mi respuesta es que construí, quizá sin darme cuenta, pero ahorré y construí mis cimientos en términos de respaldo económico (me compré un departamento, invertí dinero en un terreno, ahorros y cosas así, de eso, si quieres, podemos hablar en otro momento y lo menciono ahora, sólo para matar la curiosidad de los que me preguntan)

Y bien, así fue como anduve por Lima y Máncora nuevamente, crucé a Ecuador y disfruté Guayaquil, Baños y Quito. Pasé el año nuevo en Baños, en Ecuador, lleno de máscaras, disfraces y fuego. Luego crucé a Colombia por tierra, llegué a Cali y estuve unos días en Tuluá, compartí con la familia de mi amigo Felipe, que él vive en Chile, pero su familia es de Colombia entonces me recibieron unos días en su casa y fue lo máximo, comí demasiado rico y me trataron como un hijo. Fue bello. Luego de eso, tomé un bus hasta Medellín y quedé totalmente sorprendido por el desarrollo y superación de esta ciudad. En este punto, decidí irme a Cartagena de Indias para luego recorrer Santa Marta y posteriormente ir a Panamá, Costa Rica y así seguir con este viaje.

Entre paréntesis, decidí comprar pasaje en avión de Medellín a Cartagena porque las rutas por tierra en Colombia son un vaivén, mucha montaña y un viaje que debería durar 6 horas lo terminas haciendo en 11 horas. Entonces no lo pensé mas y compré pasaje en avión, además estaban a buen precio.

El llamado que cambió mi ruta

Un día antes de tomar el avión a Cartagena, recibí un llamado de mi amigo Romario, él vive en Cusco y trabaja en el rubro hotelero. Nos hicimos muy buenos amigos cuando estuve en Cusco en agosto del 2018. Entonces, es así, como en un llamado telefónico, me propone pasar un tiempo en Cusco para participar en un proyecto que desarrolla. Sinceramente no lo pensé tanto, me entusiasmó mucho la idea y además mi amistad con Romario y su novia, o prometida, como él la llama jajaja es excelente, los quiero.

Una vez que aterricé en Cartagena, me instalé y empecé a buscar pasajes en avión hasta que encontré la ruta más conveniente: Cartagena – Bogotá – Lima – Cusco, todos los vuelos para el mismo día. Y sin pensarlo más, porque ya estaba decidido, compré los pasajes! Disfruté 10 días en Cartagena y así fue como decidí volver a mi amado cusco.

¿Cuánto tiempo me quedaré aquí? No lo sé la verdad. Por visa tengo 90 días para estar en Perú, sin embargo, puedo extender 90 días más. Me quedaré aquí hasta que lo sienta, hasta que diga “ya listo, hay que moverse”, mientras, vivo el día a día, disfruto, aprendo.

Por último; ¿Dónde me iré después? Me encantaría retomar Santa Marta y San Andrés en Colombia, sin embargo, todo puede pasar, me iré donde sienta que tengo que ir, en el momento que también lo sienta.

2 comentarios en “Cambio de planes ¡me vine a Cusco! otra vez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s